Un mando de Interior coordinará a los Mossos ante el referéndum del 1-O

La Fiscalía del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña ha convocado una reunión esta mañana con los mandos de la Policía NacionalGuardia Civil y Mossos d’Esquadra en la que se está comunicando que todas las actuaciones relacionadas con el 1-O serán coordinadas por un alto cargo del Ministerio del Interior. Según han confirmado fuentes de la Fiscalía Superior de Cataluña a este periódico, la persona designada por Interior reportará de forma directa con un fiscal en concreto.

De esta forma, el control policial de los Mossos respecto a impedir la votación pasa a ser dirigido por el Gobierno y el cuerpo policial dirigido por Josep Lluis Traperoperderá parte de competencias de seguridad.

Trapero alegará durante la reunión que la intervención de los Mossos constituiría una “extralimitación” porque el orden público en Cataluña está controlado. Además, argumentará que la coordinación de los cuerpos policiales no es una competencia de la Fiscalía, según informa la televisión pública catalana TV3.

En la reunión participan el fiscal jefe del TSJ de Cataluña, José María Romero de Tejada, y los responsables de los tres cuerpos policiales (Mossos, Policía Nacional y Guardia Civil). En el encuentro se han analizado los incidentes que se han registrado durante las últimas horas y el refuerzo que el Ministerio del Interior está desplegando en la comunidad autónoma durante las últimas fechas para evitar la celebración del referéndum que el Tribunal Constitucional ha considerado ilegal.

Después de los incidentes, fundamentalmente los que se produjeron en la Consejería de Economía contra la comisión judicial y la Guardia Civil, y ante la evidencia de que era preciso reforzar el dispositivo de prevención del delito y de mantenimiento del orden público, el fiscal ha solicitado un refuerzo de dichos planes y ha decidido encargar la coordinación de este despliegue anti 1-O a la Secretaría de Estado de Seguridad del Ministerio del Interior.

Según explican desde el Departamento de Juan Ignacio Zoido, esto no supone que se retire competencia alguna a los Mossos d’Esquadra, como tampoco se le retira a la Guardia Civil ni a la Policía Nacional. Se trata de un mecanismo de coordinación que, en lo esencial, es el mismo por el que a los Mossos se les encomendó las actuaciones posteriores al atentado de Barcelona y Cambrils. En aquel momento, aclaran en Interior, nadie pensó que ello atentaba contra cualquier otro cuerpo policial o institución pública.

Elmundo.es

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This