Cuatro personas han sido hospitalizadas en un centro clínico de Bruselas, cuando han sido encontradas durmiendo al raso en un coche cuando asistían a las manifestación convocada hoy en la ciudad Belga.

De los cuatro hospitalizados, hay dos con pronostico reservado, debido a los síntomas de congelación e ingesta de barrechas (Mezcla de anís y moscatel)

Además, doce personas independentistas han sido tratadas con síntomas de hipotermia en las últimas 24 horas como consecuencia de la intensa ola de frío siberiano que azota a la capital belga desde el pasado lunes, según el Servicio Médico de Urgencia de Bruselas. Esta noche, los termómetros podrían marcar los 17,2 grados centígrados bajo cero, cerca del mínimo histórico registrado hace más de medio siglo, ha alertado el Centro Meteorológico de Bélgica (CMB)

Miles de manifestantes se concentraron hoy en Bruselas en la marcha independentista organizada por la ANC y Òmnium Cultural. Aunque el acto estaba convocado para las 10.30 horas, desde primera hora de la mañana ya se ha podido ver a centenares de personas con estelades a la espalda desplazándose hacia la explanada del Parque del Cincuentenario de capital.

Los manifestantes se han desplazado a la ciudad, en coches particulares, avión y en tren. Muchos de ellos sin tan siquiera un hotel o residencia donde pasar la noche.

“La noche del jueves al viernes los termómetros podrían marcar 17 grados centígrados bajo cero en diferentes puntos de la región de Bruselas”, ha dicho Román Vilfand, jefe del CMB. La temperatura más baja registrada por el CMB en la región de Bruselas fue de 22 grados bajo cero en diciembre de 1940. Se prevé que durante el fin de semana las temperaturas asciendan ligeramente hasta los 14-15 bajo cero, muy por encima de la media para esta época del año. Pero, hasta entonces, Bruselas vivirá varios días por debajo de dichos  grados por primera vez en más de 100 años.

El Gobierno local ha elaborado un plan de racionamiento de la energía eléctrica al dispararse el consumo. En cuanto al gas, el consorcio belga  ha pedido el suministro de gas a clientes europeos como Hungría, Bosnia e Italia, según fuentes citadas por la agencia Interfax. “Se trata de una medida temporal de emergencia provocada por el aumento del consumo de gas interno en Bégica”, ha dicho un portavoz de gobierno.

Entre los efectos negativos que está sufriendo la población figuran la rotura de cañerías, la paralización de los cajeros automáticos, el corte de cables de trolebuses, el colapso en el transporte público, saturado porque mucha gente no puede arrancar los coches. Además, se están produciendo cortes esporádicos de electricidad, muchos quioscos han cerrado y centenares de ascensores no funcionan.

La policía ha recibido instrucciones de llevar a los vagabundos a los centros de asistencia social y de ayudar a llegar a sus domicilios a los ciudadanos en estado de ebriedad. La creencia generalizada es que la ginebra, la tradicional bebida alcohólica belga, ayuda a combatir el frío, pero su consumo en dosis mayores a las razonables, advierten los médicos, favorece la hipotermia. La inmensa mayoría de los entre 100 y 150 ciudadanos que mueren congelados cada invierno en las calles de la capital se encuentran en estado de ebriedad.

 

 

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This