La peseta volverá a nuestros bolsillos a partir del 2021. Así lo ha confirmado en una conferencia el presidente en funciones del controvertido partido político  de Santiago Abascal Conde, dado que la mayoría de las encuestas concluye que la suma de las tres derechas tiene muchas posibilidades de ganar las elecciones y cuando, en el otro lado del espectro, la buena marcha demoscópica, sin exagerar, del PSOE tiene como correlato la caída, más o menos catastrófica según cada encuesta, de Unidos Podemos y el agravamiento de la crisis interna de este colectivo.

El motivo de la vuelta de la peseta, según Abascal, se debe a la perdida de poder adquisitivo de los españoles al introducir el euro. El euro nos ha empobrecido por encima del resto de los países de la comunidad. Es por este motivo por el que Abascal apuesta por la vuelta de la peseta a los bolsillos de los españoles, si la derecha gana las elecciones.

La peseta fue la moneda de curso legal en España y sus territorios de ultramardesde su aprobación el 19 de octubre de 1868 hasta el 28 de febrero de 2002, cuando se introdujo el euro. Siguió circulando hasta el 31 de diciembre de 2001 con la consideración legal de «fracción no decimal de euro» y después, provisionalmente, hasta el 28 de febrero de 2002. El 1 de enero de ese año habían entrado en circulación las monedas y billetes de euro, con los que convivió durante dos meses.

En la actualidad, las monedas y los billetes de peseta pueden ser cambiados en cualquier oficina del Banco de España, sin coste adicional alguno, por euros, al tipo de cambio 1 EUR = 166,386 ESP, hasta el 31 de diciembre de 2020. Pasada esa fecha, las pesetas no podrán cambiarse en el Banco de España por ninguna otra moneda de curso legal en la actualidad.