El hombre fue ejecutado en público, ante los gritos de cientos de personas, y luego el cuerpo fue exhibido de manera cruel en el centro de la ciudad.

Hussein al Saket, de 22 años, fue ejecutado públicamente en la ciudad de Saná, capital de Yemen, luego de que lo hallaron culpable de violar y asesinar a una menor de apenas 4 años.

Se trata de la segunda ejecución pública que se realiza en este país en menos de dos semanas.

Esta vez, el juez Rajeh Ezzedine encontró condenó a Saket por haber secuestrado, ultrajado y asesinado a una niña, a quien luego enterró.

Según el portal Debate, el tío de la víctima, Ali Ayedh afirmó que el hombre incluso participó de la búsqueda de la menor cuando fue reportada como desaparecida.

Las autoridades de la Policía local, posteriormente, confirmaron que él había sido el asesino.

En medio de una multitud, el sujeto recibió cinco disparos de bala y luego su cadáver fue colgado de una grúa en una cruel exhibición pública.

Para Ezzedine, este método busca ser “disuasivo para los criminales”.

 

Ver más en – Infocdelu.com