Una chica lleva a casa a su novio, se meten en la habitación e inmediatamente ella le sugiere hacer un “69”.
— ¿Qué es eso? – le pregunta el inocente novio.
La chica, al darse cuenta de la inexperiencia del muchacho, le responde:
— Yo pongo mi cabeza entre tus piernas y tu pones la tuya entre las mías.
Sin entender nada de lo que había dicho ella, pero, no queriendo arruinar el momento, el novio acepta.
En el preciso instante en que están en posición, a la chica se le escapa un pedo demoledor. El novio, tosiendo y arrastrándose como puede, se echa a un costado de la cama. La chica, apenada, le pide que la disculpe, que no va a volver a suceder. Nuevamente, toman la posición de ataque y, cuando van a comenzar, a la chica se le escapa otro pedo. El novio se levanta, mareado y “turulato”, y comienza a vestirse.
— ¿Qué te pasa?… ¿por qué te vas? — le pregunta la novia.
Y él le contesta:
— Si pensas que me voy a tragar los otros 67 ¡¡ESTAS LOCA.!! 

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This