Un motorista de la Guardia Civil de 22  años, se ha picado  de lleno estando de servicio, mientras iba al mando de una motocicleta oficial del parque automovilístico de la DGT. El pique ha sido  con un motorista que conducía una BMW R 1200 GS Adventure con 125 CV.  Después varias pasadas entre curva y curva, no le ha vuelto a ver el pelo.

Según ha comunicado La Jefatura de la Agrupación de Tráfico al mando en Cuenca, en una nota de prensa, el agente ha expresado que se  emocionó y le subió la adrenalina de tal manera que  perdió el control sobre si mismo.

El sucedo ha ocurrido en  la Serranía de Cuenca, en la  famosa carretera de curvas de una longitud de 145 km, que une las carreteras:CM-2104, CM-2105, CM-2106 y CM 210 Empieza en Cuenca y Acaba en Priego. 

El agente, el cual no se han difundido los datos, es un gran admirador del piloto de Urbino Valentino Rossi, Actualmente, el piloto con más podios (221) y Ganador de nueve títulos mundiales en las tres categorías,  el cual adora, pero asegura que hasta ahora nunca le había sucedido nada igual.

Por su parte, los jefes al mando de la jefatura de Cuenca, se han pronunciado, y van ha poner todo su empeño para facilitar  en todo lo que les sea posible, los accesos a las pruebas de moto de competición.

Por el momento, todo son conjeturas, pero existe una gran ilusión dentro cuerpo, y quien sabe, quizás dentro de unos años tengamos un motorista de la Guardia Civil campeón del mundo de moto GP.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This