Tratando de buscar un consejo, o al menos algo de consuelo, un hombre de 27 años escribió a un diario que embarazó a su novia y a su suegra.

El sujeto llevaba una relación de 24 meses con una joven de 21 años. Sin embargo, el exceso de trabajo no les permitía compartir mucho tiempo, mientras ella trabaja como recepcionista en un hotel él es mecánico, contó el protagonista.

Tras una pelea decidieron darle un giro a su noviazgo y llevar una relación abierta.

Casualmente, la madre de su novia asiste al mismo gimnasio que él frecuenta y, según el relato del hombre al periódico , su suegra luce un cuerpo espectacular pues también es instructora.

La mujer realizó una fiesta para celebrar su cumpleaños número 39 e invitó a sus amigos y compañeros del gym, incluidos su yerno.

Durante la fiesta, a la que no asistió la hija porque estaba con sus amigos, tomaron bailaron y disfrutaron de la celebración.

Amablemente, su suegra le dijo que se quedara en el cuarto de huéspedes para que no se fuera solo en un taxi, pero mientras arreglaban la casa empezaron los coqueteos, los besos y terminaron teniendo sexo en la cocina. Para sorpresa de ambos, en ese momento llegó la joven de 21 años, relató el hombre.

En medio de la discusión por lo sucedido, su novia le contó que había tenía relaciones con un compañero de trabajo.

Recientemente, tanto su novia como su suegra le contaron que están esperando un hijo suyo. Mientras la exnovia no quiere volver a saber de él, su exsuegra le propuso que se fueran a vivir juntos.

La historia del joven le ha dado la vuelta al mundo y, mientras que muchos se ríen, él aún no sabe qué hacer.