Un Guardia Civil destinado en Córdoba desde hace más de 12 años ha sido sancionado tras ser pillado mojando las boquillas de los alcoholímetros en vodka antes de la realización de los controles de alcoholemia.

El suceso tuvo lugar la pasada madrugada en un control nocturno rutinario, uno de los muchos que se realizan en estas fechas debido a la proximidad de las fiestas y el aumento de las celebraciones de cenas de empresa. Según parece un conductor se indignó tras dar positivo sin haber probado ni una sola gota de alcohol y aseguró que al soplar había detectado un fuerte sabor en la boquilla “al principio pensé que sería porque estaba esterilizada o algo”.

Tras insistir en la repetición de la prueba le dio el alcoholímetro a otro de los agentes para que pusiese los labios sobre la boquilla y “me di cuenta de que sabía a vodka, así que quedó claro la pesado broma que estaba realizando mi compañero a los conductores durante toda la noche, ya me extrañaba a mi tantos positivos en un mismo control”. El Guardia Civil ha sido sancionado y no volverá a realizar controles en un tiempo.

 

Ver más en – HAY NOTICIA.ES

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This