Resultado de imagen de policia local girona

El padre de la menor interpuso la denuncia en 2015 después de que su hija «lo soltara» de manera «espontánea»

Suceso de lo más macabro y escabroso en Vall-llobrega, en el Baix Empordà. La Audiencia de Girona ha juzgado este lunes, 11 de junio, el policía local que se enfrenta a una condena de 6 años de prisión por haber abusado sexualmente de su hijastra de tres años en su domicilio familiar de Vall-llobrega.

Todo ello, se remonta en mayo de 2015, cuando el padre de la menor interpuso una denuncia contra el policía local para que su hija le había contado que su padrastro la despertaba de la siesta restregándose le «la tita» por el cuerpo. En este sentido, el acusado ha negado «rotundamente» los hechos y ha optado por atribuir la denuncia a la mala relación entre los padres de la pequeña.

La Fiscalía pide 6 años de cárcel
La Fiscalía acusa al policía local de un delito continuado de abuso sexual contra una menor de 13 años y, por lo que, en pide una pena de seis años de prisión, seis años de libertad vigilada y una orden de alejamiento por la que no se podría acercar a menos de 200 metros a la menor durante los próximos 7 años.

El acusado, al que se le pide también una indemnización de 6.000 euros por los daños morales causados ​​a la pequeña, alega que él en ningún caso cometió estos abusos sexuales para que la madre de la menor no trabajaba y, por tanto, podía hacerse cargo de la niña mientras ésta dormía la siesta.

Aparte de explicar que él no estaba mientras la pequeña llevaba a cabo sus siestas -momento por el que se acusa al hombre de haber llevado a cabo la agresión- también apunta directamente a la mala relación existente entre el padre biológico y la madre de la niña, que en el momento de la denuncia se encontraban inmersos en la batalla por la custodia de la pequeña.

El hombre habría aprovechado los momentos a solas con la niña
«En varias ocasiones, y siempre aprovechando los momentos que estaba a solas con la menor, le bajaba los pantalones y la ropa interior y restregaba su miembro (al que la menor se refiere como” la tita “) sobre los genitales, llegando a eyacular sobre la menor », relata la Fiscalía.

Al oír el relato de la pequeña, el padre revela que «enseguida llamamos al 112 para saber qué teníamos que hacer». La niña, asimismo, explican que lo «soltó» de manera «espontánea».

Finalmente, el padre ha rechazado una intención de perjudicar al acusado. «Una cosa era la custodia y otra esto, para mí no tiene nada que ver», explicó.

 

Fuente – Cataluñadiari.com

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This