La firma italiana ha presentado hace apenas dos días, su nuevo vehículo industrial pesado en un acto multitudinario celebrado en Madrid donde ha reunido a transportistas, concesionarios y representantes de la prensa especializada de toda Europa.

En talleres Manué nos acaba de llegar un motor averiado de un IVECO S-WAY , el cual por protocolo procedemos a desmontar y comprobar para ver el alcance de la avería y valorar su reparación. Rápidamente pudimos ver cuál era el problema: avería en junta de culata.

¿Qué ha pasado con este Iveco S-Way ?

Durante la inspección del motor nos dimos cuenta de que el motor presentaba graves daños en la culata y en los cilindros. Una avería en junta de culata grave. Una junta de culata así es a causa de un exceso de temperatura debido a una mala refrigeración del motor ya que alguno de los componentes términos que se encargan de la refrigeración están fallando. Su consecuencia es que el motor trabaja con un sobrecalentamientoque avisa al conductor mediante el testigo de temperatura o incluso activándose el limp mode (motor capado para protegerse). Lo más probable es que el conductor no paró el vehículo a tiempo.

El diagnóstico es preocupante. Al tener la junta de culata dañada, el agua ha acabado entrando agua dentro del bloque motor. Esto hace que se oxide por dentro y comience a tener problemas de lubricación, que afectan seriamente a todos sus componentes. En este caso, rectificar un motor que tiene la junta de culata, cilindros y pistones dañados es mucho más caro que comprar un motor de ocasión al desguace y sustituirlo. En este caso, la valoración del mecánico es correcta.averia junta culata iveco F4AE 120E28

Causas de avería en junta de culata

 

Las principales causas por las que una junta de culata se avería son las siguientes:

  • Mal flujo del refrigerante o nivel insuficiente.
  • Bomba de agua que no funciona.
  • Termostato no funciona.
  • Radiador obstruido.
  • Mal ajuste de la culata.
  • Pérdida de agua o refrigerante.

 

Identificar una junta de culata en mal estado

 

Antes de una avería en junta de culata, el motor nos informa de que algo no está funcionando bien con algunos síntomas muy comunes. Si observamos alguno de ellos durante nuestra conducción, la mejor idea es parar y llamar a la grúa, apagando el vehículo lo antes posible. Si no se hace a tiempo, acabará en esta sección.

  • Temperatura excesivamente alta: la aguja de la temperatura aumenta considerablemente y puede que aparezcan mensajes de error y el motor entre en limp mode.
  • Pérdida de líquido refrigerante: si observamos un charco antes de arrancar, mal asunto. ¡No arranques!
  • Presión de líquido alta: si te acercas al vaso donde está el líquido refrigerante y escuchas como hierve, mal asunto también. Ni se te ocurra abrir el tapón, la presión es muy alta y saldrá disparado arriba. Te puedes quemar debido a la altura temperatura del líquido.
  • Consumo de agua y aceite alto: una junta de culata en mal estado hará que el aceite y el agua se comuniquen y se gasten de manera prematura. En las inspecciones rutinarias que debes hacer al aceite y el líquido refrigerante te darás cuenta.
  • Pérdida de potencia: el motor no está dando el rendimiento esperado.
  • Mayonesa en el aceite: si abres el tapón de llenado de aceite y observas como una mayonesa, una mezcla de color marrón claro (agua y aceite) es que el agua ha entrado al motor.
  • Humo blanco o gris: Si está quemando aceite o agua verás que el escape emite un humo blanco o azulado, algo inusual que debería levantar tus sospechas.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This