• Si tu novia te dice: “No eres tu, soy yo”, ya sabes lo que eso significa. Y si un vendedor de coches te dice: “Tu coche se cayó del barco”, también deberías saberlo. La original excusa marítima figura entre las más simpáticas en el rubro automotor, para intentar justificar la demora en la entrega de una unidad.

      Pero, a veces, los coches se caen realmente de los barcos. Esta es la historia de“Alas Mojadas”, el Mercedes-Benz SLS AMG que cayó al Río de la Plata.

      El hecho ocurrió en junio del año pasado, pero las fotos están ahora recientes y se hacen públicas. Tres containers de un barco carguero se cayeron a las aguas del Puerto de Ensenada, en la provincia de Buenos Aires. Dos llevaban artículos electrónicos y uno albergaba al Mercedes “Alas de Gaviota” que se ve aquí.

      La maniobra de rescate se demoró más de lo previsto y el contenedor con el automóvil permaneció flotando, a media agua, durante cinco días. Cuando lograron recuperarlo y ponerlo en tierra, el espectáculo al abrir la carga fue tristísimo: el agua y el barro se habían colado hasta el último rincón del SLS.

      A pesar de que en las fotos no se aprecia bien, se trata de un ejemplar de color blanco, toda una rareza para un modelo ya de por sí exótico y carísimo. En el mundo no hay muchos 18 SLS y las últimas tres unidades en stock tienen un precio de venta de 710 mil dólares (ver nota).

      El cliente que lo había encargado nunca lo recibió. La compañía de seguros determinó que el vehículo era irrecuperable. Ni siquiera fue retirado del puerto, para no tener que pasar aduanas.

      Se limpió lo más posible y técnicos de Mercedes-Benz llegaron incluso a ponerlo en marcha, después de tenerlo casi cinco días secándolo al sol. Testigos del hecho aseguran que el V8 de 6.2 litros y 571 caballos arrancó, pero que la cantidad de luces y alarmas surgidas del tablero confirmaron daños irreparables en la electrónica.

      El automóvil se embarcó de nuevo rumbo a Alemania, donde fue desarmado por completo con el único fin de la curiosidad científica. En un laboratorio de la localidad de Affalterbach quedaron muestras del limo rioplatense.

      C.C.
      (Gracias a Lord Lego por las fotos y la historia)

                                                                                                           ****

       

      ¡Este es el contenedor Que Cayó al agua en el Puerto de Ensenada.

      Alli Dentro viajaba Este Mercedes-Benz SLS AMG Blanco de color.

      Estuvo Cinco Días Flotando en las aguas del Río de la Plata.

      Y QUEDO ASI.

      El agua se FILTRO Dentro del habitáculo.

      Y dejó su marca de limusina y Humedad En Cada Rincón.

      Uno de los automóviles Más Tecnológicos de la Década, Convertido en pieza de arqueología platense.

      La electrónica quedo herida de muerte.

      El Agua No dejo rincón sin inundar.

      AUNQUE aseguran Que El V8 logró arrancar.

      Fuente: AUTOBLOG.COM