Juan llevaba de enamorado tres años con una chica muy linda llamada Alexandra, y hasta el momento no había podido tener relaciones sexuales con ella.

Un día empezó a acariciarla apasionadamente, le quitó toda la ropa, pero cuando intento hacerle el amor, ella se excusó diciendo.

-Juan yo te quiero mucho, pero solo haría éso después del matrimonio. Y pues ya casados te podría hacer hasta “LA VUELTECITA VERDE”.

Muy confundido con esto, Juan llamo a Johanna (una mujer con quien él tenía sus escapadas).
Fue al departamento de ella y le pidió.

-Johanna, quiero que me hagas “LA VUELTECITA VERDE”.

Johanna, asustada, comenzó a gritar diciendo.

-Mira pinche Juan soy una mujer respetable y nunca me pasaría por la cabeza hacer una cosa de esas. Sal inmediatamente de mi casa cabron y olvídate que existo, no te quiero ver más en mi vida.

Más confundido todavía, Juan decidió ir a un prostíbulo.
Escogió una mujer linda, se fue para un cuarto con ella y le preguntó.

-¿Haces de todo?, porque quiero realizar un fantasía.

-Claro hago de todo, siempre y cuando le llegues al precio $$$.

-Quiero que me hagas “LA VUELTECITA VERDE”.

Ella, prostituta de profesión, respondió:

-Mira recabron hijo de TPM, no por ser una prostituta dejo de tener honor y soy una mujer que se respeta mucho.

Y lo empezó a agarrar a golpes.
Oyendo aquel alboroto el cabaretero abrió la puerta de una patada y preguntó:

-¿Qué chingaos está pasando?

Juan, más confundido que nunca, le dijo:

– Solo le he pedido, hacer un poquito de “LA VUELTECITA VERDE”.

Al oir ésto, el cabaretero enfureció y lo sacó a empujones del prostíbulo gritándole que no volviera a aparecer por ese lugar.

Así todo confundido, Juan fue a buscar a su amigo Savach (un mariconcito y estilista) para aclarar las dudas al respecto.
Cuando lo encontró en su peluquería, se saludaron muy efusivamente, y Juan le dijo

-Savach, estoy dispuesto a pasar una noche contigo!!!

-¿En serio Juan?

-Si, pero quiero que me hagas “LA VUELTECITA VERDE”

Savach no soportó oir eso y comenzó a golpearlo con el secador de cabello, los rulos y el cepillo, y le dijo.

-Sabes que Juan, eres un hijo de la chingada, un malparido, un desgraciado y no quiero volver a verte más en mi vida.

Y con ayuda de otros peluqueros que estaban con el, lo sacaron a punta de empujones.

Juan estaba ya ansioso, enloquecido y desesperado!…
Fue, buscó a Alexandra (su enamorada) y le pidió que se casara inmediatamente con él.
Quería hacer el amor con ella pero más que eso mataba por hacer “LA VUELTECITA VERDE”.
Alexandra aceptó y muy eufórica enfatizó que lo haría muy feliz y que harían “LA VUELTECITA VERDE” todas las veces que quisieran.

Y por fin, se casaron…
Y se fueron de luna de miel.
Juan, manejando un bonito coche convertible, rumbo al lugar paradisíaco, manejaba muy inquieto, quería interrumpir el viaje para hacer la tal “LA VUELTECITA VERDE””…
Esa ansiedad, lo llevó a desviar su atención del camino, y se estrelló contra un trailer, provocando un accidente.
Del cual Juan salió con golpes leves…
Alexandra, gravemente herida fue llevada al hospital.

Cuando Juan logró llegar al hospital donde tenían a Alexandra, corrió a abrazarla para darle ánimos, sin embargo Alexandra murió en brazos de Juan.

Ha pasado el tiempo y Juan, es fecha, que está tratando de averiguar qué chingados es eso de
“LA VUELTECITA VERDE”..

y yo también.
Perdí mi tiempo leyendo esta mamada que me enviaron y al final, no te dicen que hijosdesuputamadre es “LA VUELTECITA VERDE””.

Así que ¡No, pienso quedarme con la duda yo sólo!…
‍♂
Pasalo a tus mejores amigos para fomentar la lectura diaria de un texto breve.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This