Un consumidor compró ayer una pechuga de pollo en una tienda Inglesa, y al cortarla apareció esto que estás viendo. El hombre, claramente molesto por toda la porquería que le meten a los animales de consumo humano, decidió publicar lo sucedido en las redes. La publicación se ha echo viral y cuanta ya con más ciento de miles de visualizaciones. El hombre explica así lo sucedido.

Ayer compré en Tienda Inglesa este pechuga, y al cortarla me encuentro con esto verde que se ve en la foto. El pollo estaba fresco y no tenía mal olor. Me fui a hacer el reclamo a la Tienda y pedí para hablar con el encargado de carnicería (me atendió muy bien)

para saber que era eso. El hombre me explicó que es de las inyecciones de hormonas que les dan a los pollos para incrementar el peso rápidamente y que esto sucede en “TODOS LOS POLLOS” que no son de campo, pero que en algunos casos el pollo no absorbe bien las hormonas y por eso queda como un “hematomas”. No es de responsabilidad de la Tienda, pero si lo es de las Avícolas.

Hoy me entero por una amiga que hay estudios en URUGUAY de varones adolescentes con tumores de mamas benignos y que la coincidencia era que todos comían bastante pollo. Lógicamente ni mi familia ni yo comeremos más pollo y es bueno difundir esto ya que pienso que la mayoría de las personas no lo sabe.

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This