La Guardia Civil de Gran Canaria desmanteló una plantación de marihuana en un convento de monjas a las afueras de la capital. Los agentes incautaron 126 plantas de cannabis sativa, varios focos de alta potencia, 7 pistolas de fogueo, 12 estrellas ninja, 4 revistas de alto contenido berraco berraco, además de cientos de condones de sabores y media docena de consoladores de colorines.

Efectivos de la benemérita, en colaboración con la Policía Local de Las Palmas, se desplazaron al convento para proceder al requiso de la droga y arrestar a las 3 hermanas. Las monjas fueron pilladas infraganti en el salón mientras se fumaban un triturbo y veían How High (Buen rollito). Ninguna opuso resistencia ante las autoridades a causa de la fumada que llevaban, una incluso ofreció galletas de marihuana a un agente.

Las detenidas son tan conocidas como odiadas en toda Las Palmas, se las conocen como la puta, la coja y la gorda. La puta es la única que tiene antecedentes penales por masturbarse en publico hace 10 años, cuando tenía 33. Los lugareños nos confiesan que no tienen trato con ninguno de los vecinos del barrio, “van todo el día fumadas con los ojos ensangrentados, nunca saludan y son unas mal educadas, pero la verdad que a mi el olor no me importaba”.

El juzgado numero 4 de Gran Canaria  ya está estudiando el caso, pero de momento las monjas siguen en el calabozo muertas de hambre y pasando el ciego hasta que se celebre el juicio rápido. La fiscalía pide para ellas el divorcio inmediato con el señor y el ingreso inmediato pero ya en proyecto hombrehasta su total desintoxicación. Las hermanas de la caridad alegaran en su defensa que las 126 plantas eran para consumo propio. SUERTE.

Fuente – De-noticias.com

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This