La Guardia Civil emociona en Twitter por lo que dice del camionero que en 1968 se enfrentó a dos etarras

La Guardia Civil emociona en Twitter por lo que dice del camionero que en 1968 se enfrentó a dos etarras

“Con 86 años sigue siendo ejemplo de vitalidad, lealtad, valor y alegría”.

La Guardia Civil ha compartido, a través de su cuenta oficial de Twitter, la historia de Fermín Garcés Hualde, un camionero que en 1968 se lanzó contra dos etarras que acababan de matar a José Antonio Pardines, el primer guardia civil asesinado por los terroristas de ETA —tal y como cuenta El Español—.

Posteriormente, y a raíz de ese episodio, Fermín se haría guardia civil y así, con el uniforme de la Benemérita, posa este hombre de 86 años en una imagen compartida por el Cuerpo en su cuenta oficial de Twitter y que en pocas horas tiene 2.600 ‘me gusta’:

 

Fuente   Huffngtonost.es

Banco de España: “Las pensiones no podrán subir más del 0,25% en 50 años”

Banco de España: “Las pensiones no podrán subir más del 0,25% en 50 años”

El director general del organismo avisa de que debe reformarse el sistema para evitar el deterioro del poder adquisitivo de las prestacines por jubilación

El director general de Economía y Estadística del Banco de España, Pablo Hernández de Cos,ha señalado este jueves que, con la aplicación del factor de revalorización y si no se cambia el sistema, las pensiones no podrán crecer en los próximos 50 años por encima del 0,25%, “dado el desequilibro actual del sistema y las previsiones demográficas”. De esta manera, ha subrayado que la subida del 0,25% durante los próximos 50 años sería en ausencia de reformas o actualizaciones del sistema vigente.

Así lo afirmó durante su intervención en la clausura del acto ‘Sistema de pensiones. Situación en España y experiencias internacionales’, organizado por Inverco, en el que aseguró que, con una previsión de inflación del 2%, dicho incremento del 0,25% “generará un deterioro del poder adquisitivo de las pensiones“. Sin embargo, Hernández indicó que las últimas reformas del sistema de pensiones del 2011 y 2013 garantizarán la sostenibilidad del sistema al lograr el equilibrio presupuestario en el largo plazo.

Caída de la tasa de sustitución

En este sentido, ha explicado que dicha sostenibilidad se obtendría “fundamentalmente” a través de una reducción de la tasa de sustitución –cómo un sistema de pensiones consigue o no su objetivo de proporcionar unos ingresos adecuados en el momento de la jubilación respecto a los ingresos que el trabajador tenía cuando estaba en activo–, que situó en 20 puntos porcentuales respecto a la actual. Este elemento, junto “a la mejora de la tasa de empleo, contrarrestarían las presiones demográficas hasta establilizar la ratio de gasto en pensiones sobre PIB”, añadió.

 

Ante esta importante reducción de la tasa de sustitución entre el sueldo ingresado durante la vida laboral y la pensión, Hernández destacó la necesidad de realizar un ejercicio de transparencia. “Los ciudadanos deben saber a qué se enfrentan, porque solo así tomarán decisiones de ahorro que sean compatibles con las tasas de sustitución que querrían tener”, añadió. Por otra parte, ha señalado que “el sistema de pensiones no se puede ver como algo completamente aislado” y consideró que mantener el sistema “es más fácil” con un endeudamiento menor, por lo que destacó la importancia de continuar en la consolidación fiscal.

Durante su intervención, Hernández ha explicado que las últimas proyecciones demográficas del Instituto Nacional de Estadística (INE) implican un aumento de 4 puntos porcentuales del gasto público en pensiones en el 2035 y de 11,6 puntos porcentuales en el 2060 debido al envejecimiento de la población. Así, ha indicado que el incremento del gasto en pensiones podría variar entre 9,9 y 14,7 puntos porcentuales en el 2060 y que “incluso si España consiguiera reducir su tasa de paro hasta los niveles de otros países de la UE”, con una tasa de empleo del 60-80% en el 2060 (por el 56% actual), solo reduciría el gasto en pensiones entre 1,5 y 6,7 puntos porcentuales del PIB.

 

Fuente  Elperiodico.com

 

Sancionan a un guardia civil que medía el grado de alcoholemia besando en la boca

Sancionan a un guardia civil que medía el grado de alcoholemia besando en la boca

NO SE FIABA DE LAS MÁQUINAS

“No me fío de las máquinas. Solo creo en la ley”. Con estas palabras se defendía ayer Rosendo Coplas, el agente de la Guardia Civil que fue sorprendido besando en la boca a un conductor al que, supuestamente, estaba midiendo el nivel de alcohol en sangre.

Según confirman los compañeros del agente, Coplas llevaba muchos meses besando a los automovilistas en sus controles rutinarios “y lo hacía con total normalidad, sin tintes eróticos, muy profesional todo”, precisan. Todos coinciden, además, en que sus mediciones son “extremadamente precisas”.

El sistema se prohibió porque da falsos negativos

“Yo soy la autoridad. No puedo delegar en un aparato el cumplimiento de las normas. Y sé perfectamente si alguien ha bebido o no. También puedo ponerle números. Yo te beso y, si has bebido, te digo: ‘Cuarenta y tres’. Tú le has dado al licor cuarenta y tres. Morreo y pa’l cuartelillo”, argumenta el guardia civil.

Sergio Roca, empresario de Cervera, asegura que ha besado en la boca a don Rosendo “cinco veces en menos de tres semanas, porque siempre hago la misma ruta”. Nunca ha dado positivo “y eso que me pongo nervioso con cada beso como si fuera el primero”.

Roca defiende el sistema del agente, con quien ha entablado amistad “porque el roce hace el cariño”. Pero la profesionalidad de Coplas es tal que ni siquiera la complicidad con este conductor le exime de realizar los controles. “Precisamente por ser amigo me somete a una estricta vigilancia. No quiere que me relaje y a mí no me molesta, me parece bien”, apunta Roca.

La benemérita ha sancionado a Coplas por actuar al margen de la normativa y le prohibirá seguir besando a la gente “porque está demostrado que este sistema da falsos negativos y el propio agente puede acabar borracho de amor”.

Elmundotoday.com

 

Desaparece media tonelada de marihuana y policías acusan a los ratones

Desaparece media tonelada de marihuana y policías acusan a los ratones

Desaparece media tonelada de marihuana y policías acusan a los ratones

La droga que se incauta es incinerada por orden judicial. En este caso, desaparecieron 540 kilos de marihuana decomisada por la Policía Bonaerense. Los responsables dicen que “se la comieron los ratones”.

 

La Policía Bonaerense justificó la desaparición de unos 540 kilos de marihuana del depósito de la Delegación Judicial de Pilar aludiendo que “se lo comieron los ratones”. Los efectivos policiales acaban de ser imputados en el marco del proceso número 71706/17 caratulado “NN s/infracción a las ley 23.737” en el que se investiga la responsabilidad de los funcionarios en el faltante de esa cantidad de droga, producto de la incautación judicial.

La historia comenzó en abril de 2017, cuando el comisario Emilio Portero relevó a su par Javier Specia, responsable de la Delegación Departamental de Pilar. Lo curioso es que un mes antes Specia había relevado a su vez al comisario Gabriel Schefer, quien se fue a cumplir tareas a la localidad de Moreno.

El procedimiento de rigor indica que con cada traspaso de mando es necesario firmar el “recibo del cargo”, una suerte de inventario de todo lo que deja en manos de su sucesor el oficial que es trasladado hacia otra dependencia. En ese momento, Portero detectó en el depósito judicial de la Departamental Pilar una situación que no le cerraba con las cantidades de droga incautadas.

Por eso realizó la correspondiente notificación a la División de Asuntos Internos de la Policía y la denuncia ante el Juzgado Federal de Campana. El magistrado a cargo -Adrián González Charvay- ordenó que Gendarmería Nacional allanara el galpón, tras lo cual confirmó la sospecha del denunciante: según el acta de traspaso firmada por Specia, debieron haber habido alrededor de 6.000 kilos de marihuana y los efectivos de la fuerza federal sólo hallaron 5.460. O sea, 540 kilos menos.

Fue entonces cuando el magistrado resolvió citar a los involucrados, entre quienes se encontraba además el comisario Julio César Torres y los tres coincidieron en argumentar una misma coartada muy sugestiva: según las testimoniales de los tres oficiales, la marihuana “había sido comida por las ratas”. González Charvay dispuso una nueva inspección al depósito donde se labraron actas y se tomaron muestras para verificar el grado de veracidad de las declaraciones.

Por su parte, el Ministerio de Seguridad llevó a cabo, en paralelo, un sumario administrativo e imputó a los tres comisarios por la irregularidad en la guarda de la evidencia decomisada, pero no separó de sus funciones a los efectivos “a la espera de una resolución judicial que definiera su situación procesal”, según confirmaron a Ámbito Financiero desde la cartera que conduce Cristian Ritondo.

Ayer la Justicia resolvió imputar a los policías mencionados (a los que se sumó el principal Emiliano Rodríguez) y solicitó a la División de Asuntos Internos que los notifique de la nueva citación al juzgado federal, pero esta vez para tomarles declaración indagatoria el próximo 4 de mayo.

Según pudo saber este diario, las pericias efectuadas arrojaron resultados que dieron por tierra con el argumento de las ratas deglutidoras de cannabis. “La droga estaba en estado de sequedad absoluta, ya que se encontraba en depósito desde hacía unos dos años, lo que nos obligó a constatar si verdaderamente una invasión de roedores pudo haberse comido tamaña cantidad de marihuana, pero los expertos consultados llegaron a la conclusión de que eso era muy poco probable ya que de haber ocurrido, los ratones habrían muerto y no se detectó presencia de cadáveres de los animales en el lugar”, explicaron.

Para completar las sospechas de los pesquisas, el Ministerio anotó otro dato: Specia no presentó su declaración jurada de 2017, lo que motivó un sumario para investigar su situación patrimonial.

 

Ver más en Elpatagonico.com

A PARTIR DEL 1 DE JULIO, LAS BOQUILLAS DE LOS ALCOHOLÍMETROS SERÁN DE PAGO

A PARTIR DEL 1 DE JULIO, LAS BOQUILLAS DE LOS ALCOHOLÍMETROS SERÁN DE PAGO

La Guardia Civil ha anunciado nuevos cambios en los controles de alcoholemia de cara a la campaña de verano. Estos controles se duplicarán en todo el territorio español destacando todavía más en las zonas más turísticas con el fin de disuadir que los conductores que beban cojan el coche y que así nuestras carreteras sean más seguras.

Uno de los inconvenientes del aumento de los controles es el importante gasto que la Guardia Civil tiene que asumir ya que como los presupuestos anuales en concepto de seguridad ya están cerrados hasta el año que viene no percibirían más dinero. Es por ello que la Guardia Civil se verá obligada a cobrar las boquillas de los alcoholímetros a partir del próximo 1 de Julio con el fin de poder cubrir éste incremento del gasto. Se ha determinado por tanto que los conductores que se sometan a un control de alcoholemia deberán pagar la cantidad de 1€ por la boquilla y de 2€ en caso de que den positivo.

Estas cantidades deberán ser abonadas al instante por lo que se recomienda a los conductores que dispongan de cambio ya que si el conductor no paga esta nueva tasa en el momento del control se enfrentaría a una sanción de hasta 50€.

“Es importante que los conductores tengan en cuenta que todo esto lo hacemos por su seguridad, además se llevarán la boquilla de recuerdo” explica el portavoz de la Guardia Civil. También se le dará la posibilidad a los conductores de que aporten su propia boquilla por lo que no se les cobrará ésta nueva tasa.

Fuente: http://www.elbuenobservador.com

 

Pierde la herencia de su padre y aún le debe 90.000 euros a la Junta por el impuesto de sucesiones

Pierde la herencia de su padre y aún le debe 90.000 euros a la Junta por el impuesto de sucesiones

Francisco Pacheco posa frente al hotel que regentó su padre en Jerez y que ha sido subastado

Hay algo todavía peor que pagar impuestos por una herencia, es hacerlo por un patrimonio que ya no es suyo. Eso es exactamente lo que le ha ocurrido aFrancisco Pacheco Millán y a sus tres hermanos. Han perdido el hotel que su padre les había dejado al fallecer en abril de 2010, malvendido en una subasta. Aun así, tienen que lidiar con órdenes de embargos de todos sus bienes y un mar de deudas e intereses que crecen día a día como una bola de nieve que amenaza con aplastarlos.

Lo más paradójico es que el inmueble, situado en el centro de la localidad gaditana de Jerez de la Frontera, ha sido adjudicado por ocho veces menos del valor que le puso la Junta de Andalucía a la hora de calcular la liquidación del impuesto de sucesiones.

La Junta de Andalucía estimó que el edificio que había dado trabajo a toda la familia valía 1.456.712 euros tras aplicar al valor catastral unos coeficientes multiplicadores con el objetivo de calcular su «valor real» a efectos fiscales. Pero la empresa que se lo quedó, tras participar en una puja, sólo tuvo que pagar por él 185.000 euros. Una insignificancia, si se compara con el «valor real» que el tasador autonómico hizo constar en la factura.

El inmueble salió tres veces a subasta hasta que de adjudicó de forma directa

Según relata Francisco Pacheco, el inmueble salió dos veces a subasta. Hasta el segundo proceso no se adjudicó de forma directa a quien había presentado la segunda mejor oferta tras frustrarse la venta a otro pujador que estaba dispuesto a pagar por él incluso más de la deuda que arrastraba (550.000 euros). Pero, una vez descontados los 185.000 euros obtenidos con esta operación, este agobiado empresario de 64 años todavía tiene que pagar 90.000 euros para «quedar en paz» con la Consejería de Hacienda.

La vivienda familiar de Francisco Pacheco y el local donde tiene su negocio, una asesoría laboral, están embargadas. «Tengo que cobrarle en mano a mis clientes para que Hacienda no me quite el dinero. Céntimo que tengo en el banco, céntimo que me quitan», se lamenta este jerezano.

La situación de sus hermanos no es menos angustiosa. María Isabel, con su pareja en paro, vive estirando las existencias de la nevera y haciendo malabares con un presupuesto que nunca llega a fin de mes. Su otra hermana, María Victoria, cobra una pensión de poco más de 500 euros. Es poco menos de la prestación por incapacidad permanente que recibe José Manuel, que había ayudado a su padre con el negocio de hostelería hasta que su salud empezó a flaquear y le reconocieron la invalidez.

El servicio de recaudación de la Diputación de Cádiz ejecutó la subasta, hace un año, porque los parientes directos del fallecido no podían hacer frente a la factura de 400.000 euros que la Agencia Tributaria de Andalucía les reclamaba. Su situación se vio agravada por otra abultada factura del impuesto municipal de plusvalías.

«No es una herencia es una pedrada»

«Esto no es una herencia, es una pedrada, un robo a mano armada». La rabia es lo único que no le han podido arrebatar a Francisco Pacheco. Desahogarse con el periodista ni siquiera le sirve como terapia. No halla consuelo a «esta injusticia». Todo es un sinsentido. Asegura que su familia intentó vender el hotel. Pero por medio se cruzó la crisis y no pudieron desprenderse de él. Por ello, solicitaron el fraccionamiento de la liquidación presentando como garantía el hotel que luego perdieron. Para permitirle aplazar el pago, la Administración autonómica lo tasó en 680.000 euros, la mitad del valor inicial que le había dado.

«Nosotros no queríamos sacar beneficio de esta herencia, sólo saldar la deuda y quedarnos en paz», se justifica. No hubo manera. «Esto será de ley pero no es de justicia», clama este jerezano, padre de dos hijas al que le han hipotecado su futuro.

Reclamaciones

Pero van a seguir peleando. Su abogada, Carmen Julia García Mesa, que colabora con la Asociación Stop Impuesto Sucesiones, planea solicitar a la Agencia Tributaria una revalorización de todos sus bienes «en base a hechos posteriori», en referencia a la adjudicación directa del inmueble por ocho veces menos del valor fijado en la liquidación del impuesto. «También queremos pedir la nulidad de la operación por baja temeraria», expone. «Lo que vale para la adjudicación, debe valer para volver a calcular lo que se paga del impuesto», declara esta letrada.

Además del hotel, la familia Pacheco recibió el 50 por ciento de un apartamento en el Puerto de Santa María (Cádiz), valorado en 142.000 euros, y un garaje y la vivienda habitual de su padre en la ciudad jerezana, que tuvieron que vender para pagar el tributo por 90.000 euros. Menos del valor que le dio la Junta: 123.700 euros.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies