Las maniobras más sucias de Santo Rossi

Las maniobras más sucias de Santo Rossi

Resultado de imagen de Las maniobras más sucias de Rossi

Antes que Marc Márquez, Biaggi, Gibernau o Stoner ya habían sufrido su agresividad

Quizá fueran sus 22 años, quizá el ardor del instante; “Nunca se vió una jugarreta así en el Mundial”, declaró este domingo Marc Márquez y no tenía razón. El certamen vivió décadas salvajes, inseguras, en las que choques parecidos se repetían, aunque no haría falta recapitular tanto. En los últimos años, múltiples maniobras han manchado el deporte, algunas con los mismos países implicados, como la de Marco Melandri contra Emilio Alzamora en Argentina 1999 o la de Marco Simoncelli contra Álvaro Bautista en Mugello 2009, algunas con el mismo responsable a señalar. Antes de enemistarse con quien fuera su seguidor, Valentino Rossi ya se había ganado muy variados antagonistas con otras artimañas.

Max Biaggi, Suzuka, 2001

Aunque hasta ahora, simpatía mediante, siempre había tenido la opinión pública a su favor. Ocurrió, por ejemplo, con su enfrentamiento con Max Biaggi. Cuando corría en 125cc, Rossi, aun siendo un crío, se mofó de la relación de su compatriota, entonces campeón de 250cc, con Naomi Campbell y ahí empezó todo. En cuanto se encontraron en la categoría reina saltaron chispas. La temporada del primer título de 500cc de Il Dottore, 2001, empezó con éste regalando una peineta a su adversario en pleno asfalto, continuó con los dos liándose a tortas antes de subir al podio en Montmeló y acabó con el más veterano de los dos hundido hasta su adiós del campeonato en 2005.

Gibernau, Jerez, 2005

“Nos disputamos muchos títulos y nuestra relación se fue torciendo. Cada uno gestionó las disputas que surgían a su manera y supongo que él hizo lo que debía hacer. Desgraciadamente perdimos nuestra amistad y yo fui olvidando la ilusión por las carreras”, explicaba Sete Gibernau a este diario esta misma semana. Pasó con Rossi de salir de fiesta por Ibiza a esquivarse por el paddock. Una sanción al italiano en Qatar 2004 lo originó todo: éste culpó al español de lo ocurrido, se empezó a mofar de él y se convirtieron en crudos adversarios. En la primera carrera de la temporada 2005, que le otorgaría al italiano su quinto título consecutivo, Rossi impactó con Gibernau en la última curva enviándole a la grava.

Stoner, Jerez, 2011

“El mejor adelantamiento del año”, fue designado meses después y aún hay quien opina que es el mejor de siempre, pero a Casey Stoner aquella pasada siempre le pareció antideportiva. Luego repetida por el propio Márquez, en la carrera de Laguna Seca de la temporada 2008 Rossi rebasó al australiano por el interior, por la tierra, y paró la respiración de todo el mundo. Un espectáculo que enturbió una rivalidad ya no muy amistosa. Campeón el italiano aquella temporada y la siguiente, cuando le tocó perder no lo encajó muy bien. En su peor curso, 2011, provocó en Jerez el único cero de un Stoner triunfal con una caída conjunta fruto de su ansia. “Tu ambición supera tu talento”, le espetó el perjudicado entonces, el único que se ha atrevido a plantarle cara.

 

Fuente  Elmundo.es

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies