Un hombre de Aranjuez, cansado de sustos al no familiarizarse a los mandos de un nuevo Mercedes clase E que había adquirido, cambia el vehículo por una Citroën Berlingo. Según los amigos que hemos consultados, el hombre se hacía un tremendo lío con los mandos. Incluso “una vez estuvo apunto de caer el coche por un barranco, por lo complicado poner el freno de estacionamiento”, comentan sus amigos.

Manolo M.G. es un hombre de (Córdoba) se había comprado un Mercedes clase E a causa de que le había sido agraciado por la suerte en un boleto de la lotería primitiva. Tras el suceso, rápidamente acudieron diferentes empleados de banca ofertando suculentos intereses por depositar el premio en uno de los bancos. El hombre, crecido ante el premio y las continuas promesas de muy buenos intereses, ni corto, ni perezoso, decidió visitar un concesionario de la famosa marca alemana Mercedes Benz, habiendo adquirido un precioso modelo clase E.

A los pocos días se le fue entregado el vehículo, pero nada ni nadie presagiaba lo que iba a suceder. El hombre de unos 60 años no conseguía familiarizarse con los mandos del vehículo. “Estos coches de ahora son muy complicados, de verdad que no me aclaraba, así que le cambié el coche por una Berlingo a los pelos a mi vecino Grabiel” Dijo Manolo. “La Citroën Berlingo si que es un coche”. “Ahora estoy muy contento”. Añadió

Entre el abanico tecnológico que ofrece este  Mercedes destacan los faros LED Multibeam, los limpiaparabrisas Magic Vision Control con difusores de agua integrados que pulverizan agua delante de la escobilla -y calefactados-, luz ambiente interior LED en 64 colores, Head-Up Display, llave digital (NFC) a través de smartphone, conectividad Apple Car Play y Android Auto, servicios conectados, dos sistemas de sonido Burmester opcionales y todos los sistemas de asistencia a la conducción, incluídos el Drive Pilot o el sistema de aparcamiento automático remoto.

En el equipamiento del Clase E hay sistemas inéditos en Mercedes-Benz. Por ejemplo, tiene uno llamado DRIVE PILOT que es capaz de evitar la salida de la calzada sin la necesidad de que existan líneas de carril (hasta ahora, todos los sistemas de este tipo se basan en la lectura de estas líneas). También tiene un sistema llamado PRE-SAFE Sound que prepara al oído contra el estruendo que se produce en los accidentes. En opción hay unos faros matriciales de ledes con 84 diodos en cada uno de ellos, lo que permite hacer patrones de iluminación con más precisión. Otro nuevo elemento de equipamiento es la posibilidad de instalar una aplicación en un teléfono móvil inteligente (por el momento sólo de la marca Samsung) y utilizar el terminal para mover el coche desde el exterior (sólo en determinadas maniobras de aparcamiento) y abrir y cerrar las puertas. De estos y otros sistemas damos más detalles y nuestras impresiones sobre su funcionamiento en la sección de Equipamiento.

El código que Mercedes-Benz ha dado a esta generación del Clase E es W213. El de la generación anterior —que comenzó a comercializarse en 2009, más información, y recibió una actualización en 2013, más información— es W212. Mercedes-Benz dice que el W213 es la décima generación del Clase E, si bien es la quinta que se conoce con la denominación «Clase E».

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This