La web Haynoticia.es ha publicado en sus páginas una curiosa noticia, en la cual aseguran que tres sospechosos han asaltado ayer por la mañana, una Furgoneta de Matutano, al confundirla con un furgón de Prosegur.

El texto dice exactamente así:

El suceso tuvo lugar ayer por la mañana, durante su reparto diario una furgoneta de Matutano fue asaltada por 3 sospechosos armados en un barrio de Teruel, según parece su intención era atracar un furgón blindado de Prosegur pero se confundieron a la hora de ejecutar su plan.
El conductor todavía sin reponerse del susto declaró a las autoridades que “estaba repartiendo como todas las mañanas, ecuchando mi chunta chunta cuando de repente se me cruzó una furgoneta blanca y tuve que frenar en seco, entonces salieron 3 individuos con pasamontañas y pistolas”. Asegura que ya le habían atracado antes pero nunca de esta manera.
Tal y como ha comentado a la Policía “al acercarse me di cuenta de que las armas eran de plástico malo, pero no quise decirles nada porque se les notaba muy alterados, me pidieron que les diese los miles de euros que transportaba y cuando les abrí las puertas y vieron las bolsas de patatas comenzaron a maldecir”. Según parece habían confundido su furgón con uno de los blindados de Prosegur, viendo sus torpes métodos empleados es de suponer que serán detenidos pronto por nuestros agentes.
Fuente parcial del artículo en: Haynoticia.es

 

 

 

Nota: Las sentencias del Tribunal de Justicia de la Unión Europea básicamente han establecido que al enlazar a un recurso disponible en internet no es necesario solicitar permiso a su titular de derechos siempre que se facilite el acceso al mismo “mediante el mismo método técnico utilizado originariamente” (‘streaming’, descarga…) y “que no se dirija a un público nuevo o diferente al pretendido por el titular de derechos”.

Por lo tanto, no podremos enlazar permitiendo la descarga de un archivo al que el propietario únicamente permitió disfrutar mediante ‘streaming’, o haciendo que esté disponible abiertamente cuando inicialmente sólo lo estaba para los suscriptores o abonados a una página web. En esos casos, el enlace requerirá la autorización del titular de derechos. Por eso no tendremos problemas cuando insertemos en nuestra web un vídeo de YouTube autorizado que tenga habilitada la opción de embeber o cuando incluyamos un enlace hacia el mismo.

El usuario medio de internet y los blogueros tampoco deben temer al ‘canon AEDE’, no sólo porque (por muchos motivos) su aplicación es casi imposible, sino también porque únicamente se aplica (sea lo que diantres sea) a los “prestadores de servicios electrónicos de agregación de contenidos”, y a la “puesta a disposición del público […] de fragmentos no significativos de contenidos”.

Por tanto, no habrá que pagar por enlazar a noticias, menos aún cuando no se utilice ningún elemento (como el titular) del artículo enlazado. Podremos seguir incluyendo enlaces hacia las webs de los medios de comunicación siempre que no seamos “agregadores de contenidos” o, siéndolo, no reproduzcamos fragmentos del contenido original.

Como resumen, y a pesar de que algunos auguran la muerte del enlace, podremos seguir enlazando con normalidad, sin tener que pagar a nadie a cualquier contenido disponible en internet, en abierto y que no sea flagrantemente ilícito. La inmensa mayoría de los enlaces no se verán alterados por este cambio en la ley y las nuevas sentencias europeas, ya que las mismas únicamente afectarán a un reducido número de páginas webs.

 

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This