1. Estación internacional de Canfranc

A principios del siglo XIX, España y el gobierno francés decidieron construir esta gigantesca estación, únicamente superada en tamaño por la estación de Leipzig, Alemania, Europa. No se preocuparon sobre los gastos, porque se suponía que sería el intercambiador más importante del norte de España y su llave de acceso al resto de los países europeos. No obstante, después de 10 años de obras, túneles y más de siete mil metros de vías férreas, no llegaban muchos viajeros a Canfranc y finalmente se cerró.

2. Ciudad de Pripyat

Después de la fuerte catástrofe nuclear de Chernobyl, el gobierno ucraniano se vio obligado a establecer un “zona de exclusión” de 30 kilómetros a la redonda. Comenzó así la historia de la ciudad fantasma de Pripyat. A la misma vez que se levantó la planta nuclear de Chernobyl, se construyó la ciudad obrera de Pripyat, el hogar de las familias y trabajadores de la central nuclear. El día del accidente, el 26 de Abril de 1986, sus casi 50.000 habitantes fueron evacuados de emergencia. Televisores, juguetes, muebles, objetos de valor, documentos y registros quedaron abandonados, ya que a los residentes sólo se les permitió salvar una maleta por familia. A pesar de la prohibición, la ciudad no tardó en ser saqueada casi por completo. A principìos del año 2000 nada de valor quedaba en la zona. Los actos vandálicos y la falta de mantenimiento han acelerado el deterioro de esta inmensa ciudad desierta en la que no es extraño encontrar árboles y animales creciendo en el interior de las viviendas abandonadas.

3. Fortalezas marinas Maunsell

Las fortalezas de Maunsell son unas torres armadas construidas en los estuarios del Támesis y Mersey durante la Segunda Guerra Mundial para ayudar a defender el Reino Unido. Fueron operadas como una fuerza del ejército y de la armada, y se les dio el nombre de su diseñador, Guy Maunsell. Fueron clausuradas a finales de 1950 y posteriormente utilizadas para otras actividades, incluida la radiodifusión pirata. Estaban equipados de potentes cañones antiaéreos de 3,75 pulgadas, armas marítimas, radares y generadores eléctricos autónomos.
Pulsa en “siguiente página” para leer el resto del contenido del post.

4. Ca´Dario, la casa asesina

La casa fue construida entre 1479 y 1487 para Giovanni Dario, secretario del Senado de la República de Venecia. Cuando éste murió, la casa fue heredada por su hija Marietta y su esposo Vincenzo. Tras un tiempo, perdió todas sus posesiones y fue apuñalado hasta la muerte, mientrsa que Marietta se suicidó arrojándose al Canal Grande. Un poco más tarde, también su hijo, Vincenzo Jr, fue asesinado por unos hombres misteriosos en la isla de Creta. Absolutamente todos los propietarios de esta lujosa mansión veneciana, desde 1487 hasta 1993, han muerto de forma violenta. Una macabra casualidad que le ha dado la fama de lugar maldito. Los venecianos llaman a Ca´Dario “la casa que mata”, además, la mayoría de las muertes violentas, se produjeron dentro de la vivienda.

5. Cementerio de Abney Park, otro mundo en el centro de Londres

No hay lugar más silencioso en Londres que esta espectacular cementerio. Casi ocultas por la niebla, docenas de estatuas y esculturas te observarán mientras paseas por sus senderos cargados de misterios e historias pasadas. En 1840 se convirtió en un cementerio ajardinado no denominacional, un arboreto de un parque semi público y un instituto educativo, que fue ampliamente celebrado como un ejemplo de su tiempo. Un total de 196.843 entierros tuvieron lugar aquí hsata el año 2000. Ahora es una reserva natural local.
Pulsa en “siguiente página” para leer el resto del contenido del post.

Ver imagen en TwitterVer imagen en TwitterVer imagen en Twitter

6. La antigua estación de Chamberí

La estación de Chamberí fue construida en 1919 formando parte de la línea 1 entre las estaciones de Iglesia y Bilbao, funcionando a pleno rendimiento hasta 1966. En ese mismo año, la ciudad decidió aumentar la capacidad de los trenes. Sin embargo, Chamberí estaba situada en curva y su trazado no permitía realizar las labores de ampliación, por lo que fue clasusurada de manera definitiva. En 2006, el Metro y el Ayuntamiento de Madrid pusieron en marcha el proyecto Andén, que consistía en rehabilitar la vieja estación para transformarla en un museo.

7. Hospital del Tórax

Situado a las afueras de la localidad de Terrassa, se sitúa este antiguo hospital para afecciones respiratorias que fue inaugurado en 1952 y donde muchas personas fallecieron debido a la tuberculosis. El Hospital del Tórax de Terrasa fue operado por el Ministerio de Salud en los años 50, elegido como el lugar perfecto para que los afectados por el cáncer de pulmón y fibrosis convalecieran en el bosque de La Pineda. Desde que fuera cerrado en el año 1997, los intrépidos visitantes aseguran haber presenciado todo tipo de fenómenos insólitos.

8. Amarc, el mayor cementerio de aviones del mundo

En pleno corazón del desierto de Mohave, en Tucson, Arizona, se encuentra el AMARC (Aerospace Maintenance And Regeneration Center), el cementerio de aviones más grande del mundo. Su localización no es una casualidad, ya que su clima seco y tierras alcalinas son ideales para conservar el fuselaje de los aviones, algunos de los cuales se reciclan años después de haber sido retirados de su servicio. AMARG se encarga de al menos 4.000 aviones, y estuvo originalmente destinado a almacenar el exceso de aviones del Departamento de Defensa y de la Guardia Costera, pero en los últimos años se ha designado como el único depósito de aviones fuera de servicio de todas las ramas del gobierno de los EEUU.

9. Escuela de veterinaria abandonada, Bélgica

Hay una escuela de veterinaria abandonada en Bruselas, Bélgica, que es conocida en todo el mundo por su puro factor espeluznante. Dicho edificio, l´école de médecine vétérinaire, es conocida como “El laboratorio de los horrores”, debido a lo que se encuentra en su interior. Solía ser bulliciosa y estar llena de estudiantes, pero una vez que se trasladó oficialmente a Lieja desde Bruselas, el conjunto de 19 edificios se quedaron vacíos. Bueno, vacíos si no contamos los horrores almacenados dentro de sus antiguas aulas. Los animales u órganos encurtidos puede parecer una forma arcaica de estudiar otras formas de vida, pero su usó como una herramienta legítima de estudio.
.

10. Psiquiátrico de Danvers

Construido en el año 1874 por 1,5 millones de dólares, el centro Danvers se convirtió de inmediato en una de las instituciones médicas más lujosas e importantes de la época. Aunque era un psiquiátrico, el Doctor Thomas Kirkbride huyó de las malas prácticas de otros centros, basando su filosofía curativa en el bienestar de los internos, proporcionándoles un trato amable y lo más humano posible. A pesar de estar incluido en el Registro Nacional de Lugares Históricos del año 1984, la mayor parte del edificio fue demolido posteriormente, en 2007.

11. Bases de submarinos en Rusia

Rusia ha poseído la mayor flota de submarinos nucleares del mundo, y obviamente necesitó unas gigantescas instalaciones para su construcción, cuidado y mantenimiento. Esta base naval excavada bajo la roca de una gran montaña, posee cientos de túneles semi acuáticos que un día dieron cobijo a estos gigantes de hierro. Dado que el acceso a la base era bajo el agua, eso significaba que los submarinos no tenían que salir a ninguna superficie cercana a la misma, lo que ayudaba a mantenerla en secreto de posibles miradas indiscretas.

12. Barcos abandonados en el Mar de Aral

Desgraciadamente, el mar de Aral se ha secado por completo, y donde antes hubo un vergel de vida marina, hoy sólo queda un valle yermo y marchito. Numerosos barcos pesqueros se encuentran ahora anclados sobre la superficie de tierra seca que alguna vez estuvo cubierta por el agua; muchos llevan ahí más de 20 años. La única compañía pesquera importante que queda ahora en la zona tiene su propio pescado que se envía desde el Mar Báltico, a miles de kilómetros de distancia. Es una pena que le haya ocurrido esto al mar que una vez tuvo más de 1.100 islas.

13. Villa Excelsior

Este magnífico palacete indiano enclavado en el corazón de Luarca, Asturias, fue construido en 1912 por Manuel Méndez de Andés, sobrino de un importante empresario asturiano que hizo fortuna en Argentina a mediados del siglo XIX. Hoy el lunar fue abandonado por sus herederos y permanece lentamente a merced del clima y los vándalos. Fue un capricho millonario al que hoy se le pueden escuchar los últimos quejidos de su existencia, porque básicamente, se está cayendo a pedazos.

14. La ciudad oculta de Mao

En el año 1970 y bajo el mandato de Mao Tse Tung, China decidió construir esta imponente ciudad subterránea como medida de prevención ante un posible ataque nuclear. Los años pasaron y la guerra nuclear no sucedió, no obstante cientos de personas han trabajado en estas instalaciones, permaneciendo en su interior sin autorización y convirtiéndolas en una especie de hogar. También se le ha llamado la “Gran Muralla subterránea”, ya que fue construida con el propósito de denfesa militar. Actualmente, lleva cerrada por reformas desde al menos febrero de 2008.

15. Cementerio de trenes de Uyuni

Uyuni es mundialmente famoso por su salar, una gigantesca extensión blanca de sal y litio rodeada de montañas y lagunas de colores pintorescos. No obstante, una de sus más grandes atracciones turísticas es un antiguo cementerio de trenes situado a 3 kilómetros a las afueras de Uyuni. La ciudad sirvió en el pasado como un centro de distribución para los trenes que transportaban minerales en ruta a los puertos del Océano Pacífico. En la década de 1940, la industria minera colapsó, por lo que muchos trenes fueron abandonados, conllevando a lo que hoy se conoce como el cementerio de trenes.
Pulsa en “siguiente página” para leer el resto del contenido del post.

16. Los tenebrosas criptas de Namur y Laeken

En el año 1878, Emile Bockstael, alcalde de la ciudad belga de Laeken, ordenó reformar el antiguo cementerio de la ciudad y construir una espectacular cripta con tres lujosas galerías principales y una docena más en cruz. El diseño fue tan bonito y funcional, que de inmediato muchas ciudades vecinas copiaron el modelo. La ciudad de Namur terminó su copia exacta, aunque de menor tamaño, en el año 1885. Sin embargo, la cripta fue deteriorándose debido a la humedad y las filtraciones de agua que presenta el terreno, y terminó siendo abandonada un siglo después.

17. Faros nucleares abandonados en las costas rusas

La costa norte rusa se encuentra situada cerca del Círculo Polar, donde no puede verse la luz solar durante el invierno. Para evitar accidentes en la zona, la Unión Soviética decidió construir una cadena de faros para guiar a los barcos que navegaran por esta zona.
Totalmente aislados de la civilización, los faros debían ser autónomos y por ello, los ingenieros rusos incorporaron pequeños reactores atómicos que administrasen energía contínua a sus potentes luces. Luego, tras el colapso de la Unión Soviética, los faros automáticos desatendidos trabajaron durante algún tiempo, pero del mismo modo, acabaron deteniendo su actividad.

18. Parque de atracciones Mattari o Takakonuma Greenland, Japón

Inaugurado en el año 1973, este impresionante parque de atracciones nipón funcionó a pleno rendimiento hasta principios de los años 80. Sin embargo, la falta de inversión en nuevas atracciones, pronto lo dejó obsoleto y los clientes comenzaron a visitar otros más modernos. Según la mayoría de las fuentes, no aparece en ningún mapa de Japón y es tan remoto como desconocido para los cartógrafos. Aunque está únicamente a 250 kilómetros de Tokio, parece mucho más misterioso, y gran parte de su historia irregular está compuesta por leyendas y tradiciones.

19. El teatro Varia

La decadencia y el abandono puede afectar también a lugares bonitos y emblemáticas, como el teatro de Varia. Fue uno de los centros artísticos más famosos de Leisure (Bélgica). El edificio de estilo Art Nouveau, fue construido en 1913 por el arquitecto E. Claesy, pero a pesar de sobrevivir a la gran guerra, el paso del tiempo y la falta de mantenimiento le pasaron factura y actualmente está totalmente en ruinas. Estuvo hasta el año 1986 trabajando en lo que fue diseñado, albergando cientos de obras teatrales y proyectando miles de películas, pero ahora, sigue esperando a poder renacer con el mismo esplendor que tuvo una vez.

20. Teufelsberg, los últimos restos del espionaje de la guerra fría

En las inmediaciones del bosque de Grunewald, en Berlín, la NSA, Agencia Americana de Seguridad Nacional, construyó una de las más grandes e importantes estaciones de escucha de la Guerra Fría. Desde sus impresionantes globos y antenas, los servicios norteamericanos descodificaban las emisiones de la antigua RDA y Polonia, los movimientos militares del Pacto de Varsovia y todas las comunicaciones del viejo continente. Tras la caída del muro, fueron utilizadas como estación de seguimiento de aviación civil durante dos años más, hasta que fueron abandonadas definitivamente en el año 1991. ¡Comparte este artículo con todo el mundo y no dudes en dejar un Me Gusta en nuestra Página de Facebook

Ver más en: Paraloscuriosos.com

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This